PSICONEUROINMUNOENDOCRINOLOGIA

Dra. Delia E. Ostera

Magister en Psiconeuroinmunoendocrinología

 

La psiconeuroinmunoendocrinología (PNIE) es la rama de la medicina que tiene por objeto el estudio de las relaciones entre los cuatro sistemas de control que tiene el organismo humano: el psicológico, el endocrinológico, el neurológico y el inmunológico.

La comunicación entre dichos sistemas es determinada por diferentes tipos de señalización molecular.

El sistema síquico-neurológico emplea neurotransmisores, el inmunológico lo hace a través de interleukinas y el endocrinológico por hormonas.

Así, cada uno de ellos es capaz de relacionarse con el otro y comunicarse entre sí, generando un idioma químico en red, a través de mensajeros moleculares.  Podemos decir que todos los órganos que forman el SISTEMA PNIE poseen receptores específicos para las diferentes sustancias biológicas, permitiendo la interrelación de los sistemas antes mencionados, conformando una red psiconeuroinmunoendocrinológica.

El Sistema Nervioso y el Sistema Endócrino tienen un mismo origen embriológico, por lo que no debe sorprendernos la producción de una misma hormona polipeptídica o esteroidea por células del cerebro y del ovario.  Tampoco que una sustancia pueda actuar como neurotransmisor o como hormona.

A su vez, el Sistema Inmune y el Sistema Nervioso son los únicos dos sistemas del organismo con capacidad de memoria y de aprendizaje de sus funciones, además de poder regular su proliferación clonal por el mecanismo de muerte por apoptosis.

Muchos son los trabajos de investigación que demuestran la influencia del SNC y endócrino sobre el sistema inmune.  En la última década, se demostró la presencia de receptores en la membrana de los leucocitos y órganos linfáticos, para varias hormonas, factores hipotalámicos distintos péptidos y neurotransmisores.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es la inervación autonómica mediante neurotransmisores a todos los órganos inmunes.

Todas las vías que forman este SISTEMA PNIE se interrelacionan permanentemente, resultando la alteración de cualquiera de ellas en disrupciones en todo el sistema.

Queda entonces claro, que cualquier patología se expresara primordialmente en un sistema, pero conlleva, indefectiblemente una alteración en todo el resto del circuito.

Quién no ha pasado por situaciones de estrés que han cursado con alteraciones a nivel inmunológico ( un examen final - un herpes).

Desde la PNIE se puede explicar la endogenización de las vivencias reactivas.

Un hecho traumático externo puede quedar grabado en tres tipos de memoria: la sensorial que es corta, la límbico-temporal que es larga o la inmunológica que es eterna.

Así reacciones vivenciales o reacciones adaptativas a situaciones del medio pueden dejar trazas de una alteración bioquímica o metabólica que se independiza de la causa y persiste de por vida.

Sin embargo no todos responderemos del mismo modo al mismo estrés.  La respuesta multimodal al estresor no depende de la calidad del mismo sino de la evaluación cognitiva individual que cada uno hace sobre él, de acuerdo a su bagaje socio-genético-cultural que arrastra.

La PNIE nos enseña que lo normal es la adaptación circadiana, metabólica, endócrina y sicológica a cambios permanentes.

La fluctuación y la adaptabilidad definen la SALUD.

La pérdida de esta capacidad es la enfermedad.

La PNIE pretende estudiar a la enfermedad como la ruptura de un sistema. Tradicionalmente cada especialidad médica entiende a la enfermedad sólo parcialmente, producto de un pensamiento simplista y unicausal.

La PNIE recupera la versión holística de la Medicina Hipocrática pero sin olvidar la singularidad de cada ser.

Sólo en la interacción del hombre biológico, sicológico y social con su medio, se entiende que no hay enfermedades sino enfermos.

El ser humano es una complejidad de sistemas que hemos dividido para entender, pero no debemos perder el concepto de que "el todo es más que la suma de las partes"

 

Bibliografía

 

  "Psiquiatría Neoclásica”. Vol. 1 - Ed Toquito, 1996- Boullosa O., Lopez Mato A.

  "Neuroendocrinology" . CRC Press, 1992. Nemeroff.

  "Psiconeuroinmunoendocrinología" . Ed.  Polemos, 2002. Lopez Mato A.

  "Psiconeuroinmunoendocrinología" . Vertex, vol VI -175-177. Rev.  Arg. de Siquiatría .1998. Ader R. , Luchina C, Bonet J.

  " Neuroendocrinology" NI 13: 61 - 94, 1992. Besedovsky H.